VALENCIA- 2 ALICANTE -1

26 de Octubre de 2.002

VALENCIA, en una nueva exhibición del Farq, vence a ALICANTE en un bonito partido.

ALINEACIONES:
ALICANTE:

Cancerbero: Juan Félix
Retaguardia: Miguel Angel (Javier Martín), Antonio Jiménez, Tomás González (Juan Carratalá), Agustín
Medular: Dani, Xavi, Pepe Huerta, Juan Luis (Pucho)
Delantera: Pepe C. (Pepe Laguna), Juan Liberto
Otros cambios: Juan Carlos Martín, Juan Ramón, Juan Liberto
Dirección Técnica: Diego Serrano
General Manager: Juan Carlos Martín

VALENCIA:

Manolo
Lalo (Paco Juan), Pablo Murria, Tote, Santiago (Javier Murcia)
Toni, Juan (Sandi), Rovira, Llopisín
Salva, Camilo (Toni Libros)

Trainer: Carlos Saéz
En la banda: Maite y Mayoyes, con la familia Burches
Asistieron a la comida: Paz, Mavi, Vicente y Amparo.

INCIDENCIAS:
Partido disputado una vez más en el Polideportivo de Puçol. Temperatura veraniega, buen ambiente. Terreno de juego en buenas condiciones, algo seco quizás. Esta vez no hizo acto de presencia de la Televisión Local, posiblemente por no haber sido llamada. El árbitro, algo caserillo, no influyó en el resultado.

GOLES:

1-0: Minuto 20. Salva, en impresionante jugada por la banda izquierda de Toni remata con anticipación un pase hacia atrás de Camilo.
2-0: Minuto 40. Salva es emparedado dentro del área por dos defensas, impidiéndole disparar, probablemente lejos del marco, forzando un penalti de libro. Él mismo transforma de fuerte disparo por alto a la derecha del marco.
2-1: Minuto 66,66. Pepe Laguna, al más puro estilo Zidane, marca un gol de bandera desde el vértice derecho del area visitante, sin que Manolo, el guardameta local pueda alcanzar el esférico.
El partido, al igual que el año anterior, estuvo nivelado en cuanto a edad media y características físicas de los contendientes.
El centrocampista emblemático del Equipo de Valencia, Juan Navarro, marró de manera clamorosa un penalti que el árbitro se sacó de la manga en el minuto 55. El equipo visitante entendió que había sido un gesto de deportividad, pero los componentes del equipo local, al reconocer el estilo de lanzamiento del centrocampista valenciano, no formaron la misma opinión.
La comida, esta vez en la línea que se exige a este tipo de acontecimientos se sirvió en el Hotel Chispa de Canet. Ambos equipos coincidieron en que, una vez más, había sido una fiesta del Fútbol Arquitectónico.