LIGA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO TEMPORADA 2009-2010
 

1ª Jornada. 7 de Noviembre de 2009

ARQUITECTOS ALBACETE C.F. 1

ARQUITECTOS ALICANTE C.F. 0

 

TODOS CONTRA EL VIENTO

EN LAS POSTRIMERÍAS DEL PARTIDO, EL VETERANO ESTEBAN LOGRÓ EL GOL QUE DIO LA VICTORIA A LOS LOCALES.

FORMACIONES                   

ARQUITECTOS

ALBACETE C.F.

ARQUITECTOS

ALICANTE C.F.

JUAN “BANANA”

CARLOS BAÑÓN

JUAN RUÉSCAS

ALEX LLORCA

BENITO

MIGUEL PÉREZ

BLAS AROCA

RAFA PÉREZ

JULIAN “YUYI”

CARMELO CABALLERO

FRAN COBO

ANTONIO JIMÉNEZ

JOSÉ LUIS GARCÍA

DIEGO LÓPEZ

CÉSAR

RAMÓN MAESTRE

JOSÉ JOAQUÍN DE HARO (JJ)

ANDRÉS SILANES

JESÚS MORAGA

MARIO BERNA

EMILIO

GUSTAVO GUMBAO

ÁNGEL MILHOJAVIC

FERNANDO VALDERRAMA

ESTEBAN BELMONTE

DANI SOLBES

ÁNGEL MASCAGNI

ARTURO CAVERO

PEDRO PANADERO

JUAN CAPDEVILA

ESTEBAN Jr.

DAVID FUENTE

EDU MASCAGNI

NACHO LLORET

 

JAVO YAÑEZ

 

JOSÉ ENRIQUE HUERTA

(Trainer)

 

JAVIER MARTÍN (Directiva)

GOLES

Segunda parte 

1 - 0  (m 75).- Pedro Panadero controla un balón, rebotado, en la frontal del área, lanza un disparo raso y bien dirigido a la cepa del poste derecho de la portería defendida por Alex Llorca, que no logra retener el balón, lo que aprovecha Esteban, que andaba a la expectativa, para impulsar el cuero al fondo de las mallas. 

ARBITRO

            Dirigió el encuentro el excolegiado Miguel Ángel Palacios Cano, afectado por una dolencia muscular en la pierna, que no le impidió realizar un arbitraje equilibrado, en un encuentro en el que reinó la deportividad entre los contendientes, y sólo tuvo que hacer uso del silbato para señalar los numerosos saques de banda provocados por el fuerte viento y por la impericia de algunos jugadores que propinaban unos patadones vengativos al cuero..

CAMPO Y METEOROLOGÍA

            Se inició el encuentro a las 12.30 h.

            El partido se disputó  en el campo nº 2 de los de césped artificial de la Ciudad Deportiva del Albacete Balompié, ahora dirigida por Antonio Flores, con el césped  limpió, y bien conservado.             

            La saturación de partidos y su simultaneidad, provocó una enervante espera del equipo local para ocupar el vestuario asignado, teniendo que irrumpir en él sin estar completamente desalojado ni efectuadas las operaciones de limpieza y mantenimiento; por lo que tuvieron que vestirse en medio de un encharcamiento.

            Mañana soleada con buena temperatura, y un viento del suroeste que más que soplar, golpeaba con ahínco y persistencia a todo lo que se movía.     

            Sin gradas y sin público.

INCIDENCIAS Y ANÉCDOTAS

            Carmelo Caballero Torres tomó el relevo organizativo - Javier Martín va delegando funciones -  para coordinar el desplazamiento del equipo alicantino hasta Albacete; lo que logró con suficiente número de efectivos y evidente éxito.

            Agustín Esparcia Mompó - mister de los albaceteños - no hizo acto de aparición ni razones para ello, lo que dejó a los locales sin tutela técnica.

            Blas Aroca, a petición popular , se hizo cargo de alinear jugadores y proponer esquema de juego, además de participar en él. Acertó.

            Debutó con los de Albacete su nuevo guardameta Juan “Banana” que demostró tener bien aprendido su papel. Un seguro para la zaga.

            César Mínguez no se dejó doblegar por su dolencia medular y peleó cómo un jabato defendiendo y apoyando el juego de ataque, sin descanso. Pundonor.

            Pedro Panadero jugó con desenvoltura y ganas de coger mando. Ánimo, el futuro está en tus  “pinreles”.

            En el cuadro alicantino se vieron pocos veteranos - Rafa Pérez y Ramón Maestre; con Pepe Huerta y Javier Martín en labores de asistencia -. El relevo generacional está asegurado.

            Ángel Milhojavic, con su empeño en que no se perdiese el balón en los incontables fueras de banda que se produjeron - los jugadores se prodigaron mucho en el patadón y tente tieso -, se empleó más en ejercer de recogepelotas que en participar en el juego.

            El ímpetu de Esteban Jr. en disputar el balón, sin eludir el choque, le ocasionó un lesión en la rodilla, de la que deseamos se recupere con prontitud.

TIEMPO GASTRONÓMICO

Les costó a los visitantes encontrar el camino más corto para llegar hasta el Restaurante Custto elegido por los anfitriones para reponer fuerzas. En el comedor principal se montaron cuatro mesas de grupo para facilitar el servicio. Una de ellas se constituyó en Mesa de Edad, en torno a la que tomaron asiento los más veteranos de los dos equipos, que disfrutaron de lo lindo contándose batallitas

Se sirvió un menú tradicional, respetando el tiempo de crisis, compuesto de primero, segundo,  postre, pan y vino, que dio un resultado a pedir de boca. Los primeros, de cuchara: arroz caldoso con pollo de corral, judías con perdiz y gazpachos con carne de caza; los segundos: solomillo de ternera, chuletillas de lechal y emperador; los postres individuales y variados. El vino elegido para la ocasión fue un López Panach, Reserva 2003. Medalla de Oro; coupage: merlot, cabernet-sauvignon, syrah y tempranillo; de las bodegas de Villarrobledo (Albacete).

En ambiente jovial y distendido, Ramón Maestre se hizo de rogar hasta contar su chiste del “Tacto Rectal” y Javier Martín y Jesús Moraga rivalizaron en sus densos conocimientos sobre la copla española.

            Ante el amago de Javier Martín para iniciar su habitual disertación sobre el encuentro, Ángel Milhojavic tomó la palabra para elogiar la transición generacional en el equipo alicantino y la aplicación y concentración de los suyos en el partido para lograr la victoria - posteriormente ofreció participaciones de la Lotería de Navidad del equipo. -; a lo que siguió Javier con su fructífera e inagotable oratoria.

            A eso de las cinco de la tarde se efectuó la deportiva, cordial y amistosa despedida a los visitantes. 

COMENTARIO

Reconocen los futbolistas en el viento a su más temible rival, que desquicia a los defensas más estables y vuelve inoperantes a los delanteros más eficaces.

            Su acción no sorprendió a los locales, que en los últimos encuentros disputados en la Ciudad Deportiva han tenido que hacer frente a este fenómeno, además de a su rival balompédico, con resultados poco afortunados. Para esta ocasión, se aplicaron con inusitada concentración, empeñados en hacerse con todos los rebotes del incontrolable balón que permanentemente era traqueteado  por el viento, impidiendo a los rivales superar con peligro la línea de tres cuartos, a pesar de tener el viento a favor, de lo que no atinaban a sacar ventaja; y de contar en sus filas con abundancia de futbolistas jóvenes, que se anticipaban con velocidad a recuperar balones, pero incapaces de ligar juego efectivo para llegar a inquietar al imperturbable meta “Banana”.

            En el inicio de la segunda parte los albaceteños, ahora con el viento a favor, avisaron de su anhelo vencedor, con un disparo envenenado de Esteban Jr., que Alex Llorca, se vio muy apurado para neutralizarlo.

            Menos exigidos por sus rivales, los locales mejoraron su posicionamiento defensivo basculando en torno a un Yuyi, que se mostraba infranqueable y se anticipaba a todos los balones que llegaban a sus dominios y zonas de influencia, lanzando la pelota con buena direccionalidad y potencia para hacerla llegar hasta la zona de disparo en la que esperaban balones José Luis, J.J. y Esteban Jr., que eran los más bullidores, con intentonas individuales y precipitadas que se perdían en su propio egoísmo.

            No cejaron los alicantinos en montar briosas jugadas de contraataque desde la línea medular, conducidos por sus elementos más rápidos, que las más de las veces chocaban con la sólida retaguardia albaceteña, o se malograban por la precipitación y la mala puntería.

            A pocos minutos del final,  cuando ya se barruntaba un empate, apareció Pedro Panadero, amarrando un balón en la frontal del área y lanzando un intencionado disparo con aspiraciones de gol, que se vieron cumplidas con la ayuda de Esteban Sr., tras un despeje fallido del portero.

            Con el partido resuelto, aún pudieron los manchegos lograr un segundo tanto en un disparo que salió de las botas de Esteban Jr. y se estrelló en el larguero.

            Por esta vez, los albaceteños supieron aprovechar los regates del viento y sacar beneficio de ello. Esperemos viento en calma y ventaja en el marcador para próximos partidos.

 

Abilio