LIGA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO TEMPORADA 2006-2007
 

3ª Jornada. 10 de Febrero de 2007

ARQUITECTOS ALBACETE C.F. 5

ARQUITECTOS VALENCIA C.F. 7

 

GOLES EN DESCONCIERTO

 

LOS VALENCIANOS SUPIERON, EN QUINCE MINUTOS, REMONTAR UN PARTIDO QUE PERDÍAN POR 4-1, ANTE LA ESTUPEFACCIÓN DE LOS ALBACETEÑOS
 

FORMACIONES

 ARQUITECTOS
ALBACETE C.F.

ARQUITECTOS
VALENCIA C.F.

ÁNGEL MASCAGNI JUAN
PEPE MASCAGNI CARLOS SENCHERNES
JUAN RUESCAS LALO
BENITO VICENTE
JULIÁN SANTIAGO
BLAS AROCA FRAN
TONI JAVIER ROVIRA
CÉSAR TONI
JESÚS MORAGA PABLO
ÁNGEL MILHOJAVIC GUILLERMO
TOMÁS SALTO PEPE DEVESA
JOTAJOTA CAMILO
EMILIO SALVA
ESTEBAN ISMAEL
AGUSTÍN (Trainer) LEO (Trainer)

 

 

GOLES

Primera parte

1 - 0     (m 10). Flojo disparo de Jotajota que no acierta a controlar el portero (Juan), lo que aprovecha Juanito para lanzar un fuerte disparo cruzado a gol.

2 - 0     (m 27). Pase preciso de Jotajota a Tomás que controla, con serenidad, el cuero, dribla a un defensa y encara al portero, superándole con un tiro raso, fuera de su alcance.

Segunda parte

2 -1      (m 45). Ataque bien ligado de la delantera valenciana con disparo colocado y flojo de Salva, rechace de Ángel que recoge Camilo y enchufa un disparo a la red.

3 - 1     (m 50). Saque de esquina, ejecutado por César, despeje de la defensa, el balón llega a los pies de Jotajota, que lanza un tiro en parábola escorada, que se cuela por la escuadra.

4 - 1     (m 60). Centro templado de Emilio desde la banda, a la frontal del área, recibe Esteban, de espalda a la portería, giro parsimonioso - pero elegante - y disparo raso y colocado que entra junto a la cepa del poste.

4 - 2     (m 65). Rápido avance de Toni por la banda, supera a un defensa y lanza un centro a la frontal del área que recibe Pepe, y dispara por alto superando a Ángel

4 - 3     (m 70). Fuerte chut de Salva que se estrella en el larguero, recoge Camilo, ante la pasividad de los defensas, y lanza un potente disparo a gol.

4 -4      (m 73). Falta de entendimiento entre Benito y Ángel para despejar un balón, que aprovecha Salva, para hacerse con el esférico y meterlo en la portería.

5 - 4     (m 76). Agarrón a Julián dentro del área, que el arbitro señala con penalti, él mismo se encarga de ejecutarlo, con tiro justo de potencia y colocado.

5 - 5     (m 78). Pase largo desde atrás a Camilo que, con astucia, se aprovecha del desentendimiento entre Ángel y Juanito, se va con el balón y bate con facilidad a Esteban.

5 - 6     (m 79). Rápido ataque de una tripleta valenciana con disparo que rebota en la defensa, Camilo se hace con el balón y lo mete, con mucha facilidad, en la portería.

5 - 7     (m 80). Pase largo a Pepe, que se hace con el balón cerca del área, supera a dos defensas con rápidos recortes y dispara a gol.

ARBITRO

Miguel Ángel Palacios Cano dirigió el encuentro con eficacia, serenidad y paciencia. En plena remontada de los visitantes, se le increpó por el claro penalti señalado en el agarrón a Julián dentro del área. En sus airadas protestas, algunos jugadores valencianos perdieron la requerida elegancia y compostura.

CAMPO Y METEOROLOGÍA

Se inició el encuentro a las 13.30 h, por necesidades de programación del I.M.D.

El partido se disputó en el campo nº 2 de los de césped sintético del Estadio Municipal de Deportes Carlos Belmonte. A pesar del poco tiempo transcurrido desde su inauguración, ya se le nota el desgaste por la intensidad de uso; presentaba rodales con afloramiento del árido de caucho y estaba algo reseco.

Vestuarios amplios y cuidados. Duchas en buen estado de funcionamiento, con mezcla manual de agua fria-caliente que dio lugar a algún aspavientos de los más “sensibles”.

Cielo casi despejado con tibio sol de invierno. Fresquito, en la umbría Ligeras rachas de viento que influyeron en el movimiento aéreo del balón.

INCIDENCIAS Y ANÉCDOTAS

Una avanzadilla de jugadores valencianos se desplazó a la capital manchega el viernes para explorar el “territorio enemigo”; tarea que les ocupó hasta altas horas de la madrugada. Perdularios

Sigue sin calar en el ánimo de algunos jugadores de la plantilla albaceteña la responsabilidad del cumplimiento de sus obligaciones deportivas. Ni siguiera se dignaron a comunicar su ausencia. Indisciplinados.

Apreciable el pundonor de Ángel Milhojavic que, a pesar de su lesión costal - consecuencia de un “arrime” de su compañero Emilio en un entrenamiento - , se enfundó la indumentaria y se puso a las órdenes del mister. Lo tuvo casi todo el partido en el banquillo. Disciplinado.

Presencia en el banquillo valenciano de Leo y su gran humanidad. Una institución en el Fútbol Arquitectónico.

TIEMPO GASTRONÓMICO

Uso exclusivo del salón “Campus” del Hotel Universidad, para la comida de confraternidad.

La J.D. atendió las quejas por el declive del nivel gastronómico observado en los últimos encuentros y elaboró un menú compuesto por los seis platos entrantes de mayor aceptación histórica, que colmaron sobradamente a los comensales, obligándoles a hacer un hueco para “meterse” el plato de cierre, a base de judías con perdiz de temporada, que estaban para relamerse.

En el tiempo de oratoria intervinieron Leo y Esparcia, que recibieron avisos taurinos - sintonía de teléfono movil - por lo prolongado y errático de sus disertaciones.

Por asuntos de organización y horario, la Dirección del hotel, rogó a la concurrencia que se desplazaran a un saloncito, en planta baja, donde se sirvieron las copas. Algunos jugadores visitantes encendieron puros de celebración; se comentaron lances del juego y se organizó una partida de mus. El personal fue “abriéndose” a discreción.

COMENTARIO

La ausencia de guardametas fiables en las dos porterías, hacía barruntar, a poco que estuviesen finos los delanteros, que se iban a ver muchos goles en este clásico del Fútbol Arquitectónico.

Se notó, y de qué manera, en el cuadro manchego la falta de su cancerbero titular (Antonio), que obligó al mister Esparcia a sacrificar su “organigrama tipo”, colocando a Julián en el centro de la defensa, que junto a Benito formaron un valladar insuperable para los delanteros valencianos.

Había equilibrio: los de Valencia más precisos en su juego, pero parsimoniosos; los de Albacete con ímpetu, pero con imprecisión y precipitación; ofrecieron una vistosa primera parte en la que el error del meta Juan y el acierto individual de Tomás, propiciaron, a los locales, una ventaja en el marcador que no reflejaba la realidad de lo acontecido.

El característico poco fuelle que afecta a la línea medular de los albaceteños en las segundas partes, pronto se hizo palpable con la dispersión de sus elementos que buscaban cobijo en las bandas, cual morlaco que busca las tablas, desde las que intentaban, con reiteración y contumacia, elaborar un juego que se ahogaba en sí mismo; o era neutralizado por la defensa valenciana, salvo en dos despistes que les costaron dos goles y establecieron una diferencia en el marcador para asustar al más pintado; pero que no afectó a la compostura de los visitantes.

Ninguno de los dos equipos se sintió capaz de hacerse con el centro del campo, que pasó a ser una zona de tránsito, hacia una y otra portería.

El movimiento táctico de Esparcia - ¿Presionado por el banquillo? - colocando a Esteban de portero, a Ángel Mascagni en el centro de la defensa y a Julián en punta - con las antojadizas subidas de Benito al ataque - quebró la liviana estructura de juego de sus muchachos, que empezaron a deambular por el campo sin ideas, fuerza, ni rumbo; de lo que pronto se percataron los visitantes, que, cómo zorro que espera a su presa, pasaron a la acción adueñándose de las riendas del juego tal que hilos de un teatro de guiñol, manejados a su conveniencia, convirtiendo a los futbolistas manchegos en títeres del espectáculo; y remontando un partido con una goleada imaginable sólo desde un sueño del subsconsciente.

Abilio