LIGA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO TEMPORADA 2004-2005

4ª Jornada. 12 de Febrero de 2005

ARQUITECTOS ALBACETE C.F. 3

ARQUITECTOS VALENCIA C.F. 1

 

ESENCIA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO
 

ENCUENTRO CON FASES DE DOMINIO ALTERNANTE EN EL QUE LOS MANCHEGOS FUERON MÁS RESOLUTIVOS.
 

FORMACIONES

ARQUITECTOS

ALBACETE C.F.

ARQUITECTOS

VALENCIA C.F.

ANTONIO CARLOS SENCHERMES
JOSÉ LUIS PABLO MURRIA
BECERRA JUAN
BENITO SANTIAGO
ÁNGEL MASCAGNI LALO
BLAS PACO
JESÚS LLOPISÍN
JOTAJOTA TELLÍN
CÉSAR GUILLERMO
ÁNGEL MILHOJAVIC JAVIER ROVIRA
AURELIO SIRO
EMILIO SALVA
TONI CAMILO (dique seco)
ESTEBAN PEPE DEVESA
JULIÁN TONI
ESPARCIA (trainer) LEO (trainer)
 

GOLES

Primera parte

1 - 0 (m 25) Titubeo del defensa valenciano Juanito, que permite a Julián robarle el balón y lanzar un certero disparo que supera al guardameta.

2 - 0 (m 35). Sorprendente trallazo de Jesús Sevilla, desde la mitad del campo contrario; que traspasa, sin remisión, la portería

Segunda parte

3 - 0 (m 6). Jugada individual de Julián, driblando a la defensa. Potente disparo desde la frontal del área que remueve las mallas.

3 - 1 (m 12). Jugada en profundidad de Toni por la banda, llegando hasta la línea de portería. Pase atrás que aprovecha Siro para rematar, de tiro cruzado, a gol.

ARBITRO

El exprofesional colegiado Miguel Ángel Palacios Cano se hizo cargo, deferentemente, del arbitraje del encuentro, aplicando criterios de "equilibrio arquitectónico" para contentar a los contendientes y no influir en el resultado. Recibió protestas de algunos jugadores "característicos" de ambos bandos, que supo aguantar con su habitual prudencia y mano izquierda..

CAMPO Y METEOROLOGÍA

Ya parece que el I.M.D. (Instituto Municipal de Deportes) está incorporando a su programación los encuentro de la Liga de Fútbol Arquitectónico y asignó el campo de hierba artificial del Estadio Municipal de Deportes "Carlos Belmonte", para disputar este encuentro. Eso sí, a una hora bastante intempestiva ( las dos de la tarde). La continuidad con que se celebran en él los partidos impide tiempo para su riego; por lo que, estaba bastante reseco. Carece de suficientes barreras perimetrales para atrapar los disparos al arco iris, lo que dio lugar a algún que otro problemilla en la recuperación de balones.

¡Por fin!, los dos equipos pudieron disfrutar de unos vestuarios amplios, cómodos y limpios. Cosa poco frecuente en la competición.

Tarde soleada con ligeras rachas de viento, al comienzo, que después desaparecieron. Temperatura muy agradable.

INCIDENCIAS

Parte de la expedición valenciana se desplazó a la ciudad manchega la tarde del viernes para poder disfrutar de los encantos de "Albacete, la nuit". No se hicieron comentarios.

El modo de convocatoria electrónica que está adoptando la Junta Directiva del A.AB.C.F. dio como resultado (?) que no de produjese una asistencia masiva de jugadores locales, que siempre genera quebraderos de cabeza en la de Esparcia. Quien, por cierto, fiel al compromiso adquirido con su equipo en el desplazamiento a Toledo, alineó como cuadro de salida a los que allí se desplazaron (C.Q.C.).

Después de una dilatada ausencia de los campos de juego, por cuestiones de crianza de la prole, volvió a reaparecer en el conjunto valenciano el pundonoroso y "expresivo" jugador Juanito.

Ver a Leo en el banquillo, dirigiendo sabiamente a su equipo, es siempre una alegría para toda la familia del Fútbol Arquitectónico.

Mala jornada para los jugadores locales Aurelio, Ángel Mascagni y Benito, que tuvieron que abandonar el campo lesionados. A curarse para el próximo encuentro.

TIEMPO GASTRONÓMICO

Ya avanzada la tarde, los equipos se acercaron (a pie) a los salones del Hotel Universidad; lugar elegido por los anfitriones, cómo ya es tradicional, para celebrar el tiempo del yantar. El menú se compuso con numerosos platos al centro de "nouvelle cuissine manchega" entre los que destacó, por lo alabado, el "calamar de potera al aceite de cebollino". Se cerró con unos gazpachos con conejo que, aunque buenos, no fueron de los mejores que han salido de la cocina de Pablo. Después sobremesa con "discursos", café y copas. Despedida efusiva a los visitantes; y, ¡ala, al juego!, al desenfreno del mús y el dominó. (¡que malo es el vicio!). En este tiempo, la Junta Directiva expuso el programa previsto para el próximo encuentro en Barcelona, produciéndose algún rifirrafe entre el "Establishment" y miembros del reivindicativo "Sindicato Piraña".

COMENTARIO

En los partidos entre Albacete y Valencia siempre encuentra el espectador un estímulo añadido, pues en ellos militan un gran número de veteranos (ya, casi históricos) jugadores que portan la esencia del balompié arquitectónico.

La alineación de salida de los locales, con escasas posibilidades atacantes, permitió a los levantinos desplegar su juego característico: buena posición, control del balón, movimientos pausados y seguridad en los pases. Esto les permitió aproximarse en varías ocasiones al área manchega; pero con poca resolución, cómo también es habitual en ellos. Perdiendo una excelente ocasión de inaugurar el marcador, cuando en el minuto 6, en una ligereza defensiva de Benito, Pepe se hizo con el balón, disparando por encima del larguero.

Mediada la primera parte, Esparcia realizó unos cambios estratégicos incorporando al juego a Jotajota y Julián; con lo que se fortaleció la línea medular e incrementó el mordiente atacante de los albaceteños, dando como fruto dos tantos que reflejaban su mayor resolución en el área.

En la segunda mitad se consolidó el dominio local con la incorporación al juego del, siempre sacrificado, Ángel Milhojavic (tiene, el pobre, con los suyos; más paciencia que el santo Job), quién desarrolló un eficaz juego por la banda, sirviendo balones en profundidad que permitían a Julián desbordar, reiteradamente, a los defensas. Y en una ocasión, tras brillante jugada personal, lograr el tercer tanto.

Con esta diferencia en el marcador, las sucesivas retiradas por lesión, y los no siempre afortunados "cambios de Esparcia", el armazón manchego empezó a resquebrajarse, mientras que la escuadra ché, con persistente y elegante juego, comenzó a controlar el centro del campo y a lanzar ataques por las bandas, creando continuas ocasiones de gol que se veían frustradas por las excelentes intervenciones del cancerbero Antonio Aroca.

Una bien elaborada y provechosa jugada de Toni, con gol de Siro, acortaba distancias y hacia brotar la ilusión de una remontada que, a la postre, resultó imposible.