LIGA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO TEMPORADA 2003-2004

5ª Jornada. 6 de marzo de 2004

ARQUITECTOS VALENCIA C.F. 3

ARQUITECTOS ALBACETE C.F.1

 

DIEZ ACIAGOS MINUTOS

TRES GOLES REPENTINOS DE LOS VALENCIANOS HUNDIERON A LOS DE ALBACETE

FORMACIONES

ARQUITECTOS

VALENCIA C.F.

ARQUITECTOS

ALBACETE C.F.

MANOLO JUAN
LALO PEPE MASCAGNI
VICENTE BECERRA
PABLO BENITO
PACO EMILIO
SANDI ÁNGEL MASCAGNI
GILLERMO JESÚS MORAGA
TONI JESÚS SEVILLA
TELLIN FERNANDO SEVILLA
SALVA ÁNGEL MILHOJAVIC
SANTIAGO CÉSAR
JAVIER GIMENO
CARLOS PAYÁ ESTEBAN
ROVIRA JOTAJOTA
ISMAEL AURELIO
LEO (TRAINER) ESPARCIA (TRAINER)


 

GOLES

Primera parte

1 - 0 (m 20). Centro medido de Lalo, por la derecha, que peina Toni, y Salva, completamente desmarcado, la coloca en la escuadra, haciendo inútil la estirada del guardameta Juan.

2 - 0 (m 22).Espectacular control con la cabeza de Toni, que repitiendo por cuatro veces, deja el esférico prácticamente muerto para que, de nuevo Salva, de suave vaselina introduzca el balón en la portería.

3 - 0 (m 30).Dudosa falta al borde del área del equipo visitante, que Vicente Corel, de arquitectónico tiro directo, coloca por la escuadra, dentro del marco albaceteño

Segunda parte:

3 - 1 (m 20). Jugada por la banda del tandem Moraga-Milhojavic, con pase medido a Jotajota que controla con el pecho, penetra por el centro de la defensa y dispara a puerta con rebote en un contrario, el balón queda en los pies de Benito, que empuja al fondo de la mallas.

ARBITRO

Dirigió el encuentro el colegiado C.D. que demostró una excelente forma física, siguiendo el juego de cerca; supo apaciguar los ánimos en algún que otro rifirrafe surgido durante el juego. Enseñó la cartulina amarilla a Toni y Benito por un enconado conato que se estableció entre ambos.

CAMPO Y METEOROLOGÍA

La cancha de hierba artificial de la Universidad Politécnica fue el escenario donde se disputó el encuentro. Un poco seco el caucho, lo que provocó el calentamiento de las suelas de las botas, calor que se trasmitió piernas arriba, afectando a la "azotea" de algún que otro jugador.

El cielo estuvo cubierto por una ligera neblina con una temperatura primaveral.

TIEMPO GASTRONÓMICO

Ver y respirar la brisa del Mare Nostrum es, para los manchegos, un placer irrenunciable. El restaurante La Ferradura, en la playa Patacona fue marco idóneo para degustar un menú mediterráneo, con sobremesa en la terraza al aire libre. Hicieron tiempo para, desde la lejanía, oír y ver la mascletá de Las Arenas. Los más intrépidos, de los visitantes, se atrevieron a zambullirse, por un instante, en las frías aguas del mar. Los de Albacete no tuvieron que ponerse de acuerdo para pasar por la horchatería Daniel, de Alboraya, y libar unas deliciosas horchatas con fartons.

COMENTARIO

Llegó el autobús al campo, con la expedición albaceteña, a eso de las once y media de la mañana, después de un ligero despiste en el acceso a Valencia.

Con cierta premura, debido al implacable horario administrativo de las instalaciones, los dos equipos se apresuraron a salir al terreno de juego, y tras un breve peloteo de calentamiento, los jugadores tomaron posiciones e iniciaron el encuentro, con un juego contenido y de tanteo, hasta que llegó el minuto 20, a partir del cual se precipitaron los acontecimientos: ¡tres goles de Valencia en diez minutos!. Los visitantes no daban crédito a lo sucedido. El partido se les ponía muy cuesta arriba; y es que, la defensa albaceteña, que siempre ha sido su línea más firme y regular, estaba haciendo aguas.

Los cambios efectuados por el mister Esparcia para afrontar la segunda parte; que, cómo es sabido, obedecen más a criterios de cortesía que técnicos, en esta ocasión, dieron solidez y firmeza al equipo manchego que poco a poco fue imponiendo su juego, ensanchado el campo con un eficaz desdoblamiento por las bandas que permitió crear alguna ocasión de gol, cómo la que materializó Benito, muy oportuno, en una bien ligada combinación de los albaceteños, obteniendo una victoria parcial en la segunda parte, que les sirvió para salvar la cara, pero de nada en la clasificación general. A esperar mejores momentos.